Talasoterapia: usos, tipos y beneficios - Mis Noticias Mx

Talasoterapia: usos, tipos y beneficios

La talasoterapia consiste en el uso terapéutico del agua de mar y demás elementos del ambiente marino, como algas, arena, lodo o la misma brisa. La palabra proviene de la unión del término griego thalassa, que significa ‘mar’, y therapia, que se refiere a ‘cura’.

Sus orígenes se remontan en la antigua Grecia, en los escritos de Hipócrates, quien recomendaba el uso del agua de mar para aliviar algunas dolencias. Posteriormente, en el Imperio Romano los soldados utilizaban baños calientes de agua de mar para recuperarse de las batallas.

Esta técnica terapéutica se fue extendiendo por Europa, en especial en Italia, Inglaterra y Francia. No obstante, a inicios el siglo XX se pudo estudiar su utilidad y se instauró el primer centro oficial de talasoterapia: el Instituto Marino Rochroum, ubicado en Francia.

Usos de la talasoterapia

El principio que fundamenta a la talasoterapia es que la inmersión repetida en agua de mar tibia, y aplicación de lodo marino y algas, contribuiría al equilibrio químico natural del cuerpo. Esto se debería a que la piel absorbería los minerales que necesita (magnesio, potasio, calcio, sodio y yodo).

Asimismo, se asume que el agua de mar posee sustancias similares al plasma sanguíneo. En el líquido marino se encuentra una mayor cantidad de cloruro de sodio, cloruro de magnesio, potasio y otros elementos. Dicha semejanza favorecería la absorción de las sustancias a través del cuerpo, como una manera de mantener la homeostasis.

Para garantizar el éxito de esta técnica es importante que el lugar cuente con las medidas de higiene necesarias y un personal especializado. Para ello, el agua utilizada se debe tomar lejos de la orilla del mar, ser depurada y esterilizada.

Indicaciones de la talasoterapia

La talasoterapia se recomienda para abordar una serie de afecciones, entre las que destacan los dolores corporales, las enfermedades de la piel como la psoriasis, los reumatismos y la osteoporosis, las tendinitis y la lumbalgia.

También se recomienda para problemas de circulación, como hematomas, várices y sangrado de nariz recurrente. No es menor su prescripción cuando hay afecciones emocionales que se vinculen al estrés y la depresión.

Por su parte, esta técnica terapéutica se desaconseja en el cáncer, la hipertensión severa, los cuadros febriles y la psicosis.

Tipos de talasoterapia

La talasoterapia incluye una serie de técnicas terapéuticas que aprovechan las propiedades de los elementos marinos para mejorar la salud y el aspecto físico. Son variadas las formas de aplicación y te las contamos.

Hidroterapia con agua de mar

Incluye baños en tinas, bien sea fríos o calientes (37 grados centígrados), hidromasajes, aerosoles de afusión y duchas subacuáticas. Estas técnicas están orientados a relajar el cuerpo, estimular la circulación, aliviar problemas del sistema respiratorio y mejorar tono muscular.

Algoterapia

Consiste en el uso de algas marinas frescas o desecadas. Suelen incorporarse en los baños de agua de mar caliente o aplicarse como envolturas finas sobre la piel.

Las algas son ricas en minerales, proteínas y minerales. Tienen una acción revitalizante, antioxidante y desinfectante. Además, ayudan a tonificar los músculos, drenar líquidos y ayudar en el tratamiento de problemas cutáneos.

Climoterapia marina

Aprovecha las propiedades del ambiente marino, rico en yodo, ozono y minerales. Esto ayudaría al sistema respiratorio y a la piel. Asimismo, el aire de mar tiene efectos relajantes para calmar y mejorar trastornos del estado de ánimo.

Hidrocisnoterapia

Consiste en realizar ejercicios terapéuticos dentro del agua de mar, en especial en una piscina preparada para ello. Suele estar orientada al tratamiento de dolencias físicas.

Psamoterapia

Consiste en cubrir el cuerpo con arena caliente. La finalidad es aliviar afecciones articulares o musculares, proporcionando calor a la zona del cuerpo afectada. Además, los oligoelementos y sales marinas de la arena benefician la estructura muscular y esquelética.

Peloidoterapia

En este caso se utilizan peloides, como el fango marino, las algas, la arcilla y las calizas. Estos son elementos ricos en minerales, vitaminas y proteínas.

Suelen aplicarse para tratar afecciones en el aparato locomotor (artritis, artrosis) o de la piel (acné, psoriasis, dermatitis).

Principales beneficios de la talasoterapia

Hasta aquí hemos indagado en las propiedades y las formas de la talasoterapia. Pero, ¿qué dice la evidencia científica sobre sus beneficios? Veamos.

Alivia la fatiga, rigidez y dolor muscular

Existe evidencia que sugiere que la talasoterapia tiene un efecto positivo sobre la fatiga y la recuperación del daño muscular. Esto contribuye a mejorar la salud y calidad de vida de quienes padecen estas afecciones.

Por su parte, se ha demostrado que los ejercicios aeróbicos en agua de mar aportan mas ventajas que otras modalidades. Causan una mejora en el estado emocional de los pacientes.

Favorece la circulación

La terapia con agua de mar mejora la circulación sanguínea, lo que a su vez contribuye a aliviar los espasmos musculares y reponer el cuerpo con oxígeno y nutrientes.

Por su parte, un estudio demostró que las algas utilizadas en la talasoterapia mejoran la circulación cuando son aplicadas en cosméticos.

Alivia el dolor de las articulaciones

Otro beneficio es el alivio del dolor articular y el aumento del movimiento en las coyunturas. Existe evidencia de que el tratamiento acuático, incluyendo la talasoterapia, mejora la función de las uniones entre huesos. También incrementa la relajación y promueve un estado de ánimo positivo.

Mejora las afecciones cutáneas

La talasoterapia también contribuye al alivio de una serie de afecciones cutáneas. Los minerales y oligoelementos presentes en el ambiente marino proporcionan las sustancias necesarias para calmar la irritación de la piel (en casos de psoriasis y dermatitis) o acelerar la cicatrización de heridas.

Estimula los procesos emocionales

Hay evidencia de que la talasoterapia, combinada con técnicas para el manejo del sueño, reduce la somnolencia diurna, mejora el estado de ánimo y la función cognitiva, disminuye los niveles de ira, estrés y depresión. Por las noches aumenta la calidad del sueño y alivia la ansiedad.

Consulta a un profesional antes de hacer talasoterapia

Si sufres de alguna afección y deseas aplicar esta técnica terapéutica, lo ideal es que primero consultes a un especialista en salud. Él sabrá darte las orientaciones e indicaciones adecuadas según sea tu caso.

Recuerda que existen contraindicaciones. Asimismo, asegúrate de acudir a centros especializados que garanticen la higiene y los procedimientos.

No obstante, si no sufres de una afección grave y deseas beneficiarte del ambiente marino, solo basta con apuntarse a un viaje a la playa, respirar la brisa y relajarte. En estos casos, no olvides usar un buen protector solar.

Comments are closed.