La Miss Universo transgénero responde de manera formidable a las críticas

Ángela Ponce ha puesto en evidencia que hay personas tolerantes e inclusivas que aplauden su logro, pero también hay quien la critica fuertemente.

El mes pasado, Ángela Ponce se convirtió en la primera transexual en ganar el concurso nacional de belleza de España, por lo que hizo historia, tanto para la comunidad LGBT, como en los certámenes de belleza.

No es la primera vez que Ángela gana un concurso de belleza, en el año 2015 ganó Miss Cádiz, pero no se pudo presentar para el concurso de Miss España, ya que Miss Mundo, no estaba de acuerdo con que participaran mujeres transexuales.

Tres años después, Ponce decidió probar suerte y ganó el aclamado título, ahora se disputa por la máxima corona a nivel mundial, siendo la primera transexual en participar en un concurso de belleza femenino.

Pero no todo ha sido color de rosa para la reina de belleza, si bien su reciente triunfo le ha traído muchos admiradores, también ha recibido críticas de otras mujeres, según reveló en una entrevista para The New York Times.

“Lo que me sorprende es que muchas de las críticas han venido de mujeres y gente de mi propio colectivo, justo cuando las mujeres están tomando las calles para exigir reconocimiento”, contó.

Ángela también dijo al medio que le parece extraño que algunas mujeres no toleren que vaya a una competencia para representar a su país como la mujer que es: “Si queremos progreso, solo debemos dejar de ver si lo que otras mujeres están haciendo está mal o bien”.

La reina de belleza también dijo al The New York Times que “tener una vagina no te hace mujer”, y agregó que “aunque muchas personas no quieran verme como mujer, claramente soy parte de ellas”.

Ángela Ponce tiene 27 años y creció en Pilas, una ciudad al sur de España, y cuando tenía 16 años, Ponce decidió someterse a un tratamiento hormonal y después decidió optar por una vaginoplastia.

La Agencia EFE publica que cada miss apadrina una causa y ella ha decidido abanderar a la Fundación Daniela, una asociación dedicada a la sensibilización del colectivo transexual y transgénero.

Por ello, el mensaje que comparte a los adolescentes con los que se reúne siempre es que la cirugía vaginal es una decisión personal y que no es esencial para ser mujer. “Hay mujeres con pene y hombres con vagina, porque la única clave para ser mujer es ser y sentirte mujer”, destaca New York Times.

Comments are closed.